Dos recetas de pesto para chuparse los dedos

4 comments

El sábado publiqué en Instagram esta foto y fueron muchos los que me pidieron la receta. Así que dicho y hecho, aquí la tenéis.

En mi búsqueda incansable de la cena perfecta, hacía tiempo que quería probar la pasta de verduras y ha sido todo un descubrimiento. Aunque yo la haya hecho con calabacín, se puede utilizar cualquier tipo de verdura (calabaza, zanahoria, pepino, etc.). La variedad de calabacín que he utilizado es el zucchini por tener la piel más dura y ser menos acuoso. 
Para hacer la pasta, se necesita un aparatito especial. El que yo tengo se llama Spirali y es esa especie de 8 que se ve en la foto de arriba. También se puede usar un pelador o mandolina para cortar las verduras en tiras pero si te aficionas como yo, lo mejor es hacer una pequeña inversión.


Para acompañar la pasta, puedes usar las mismas salsas que sueles utilizar con la pasta tradicional pero ya que hemos elegido este tipo de pasta más ligera, procuremos escoger también salsas que sean más saludables (STOP Carbonaras ja,ja,ja).

Pesto de aguacate, rúcula y almendras.

Ingredientes:
- 1 aguacate
- 1/2 limón
- un puñadito de almendras sin piel
- un puñadito de rúcula
- 1 diente de ajo sin germen
- sal y aceite de oliva

Preparación:
1. Haz la pasta de calabacín y reserva.
1. Bate todos los ingredientes en una batidora. Recomiendo empezar con poca sal y aceite e ir añadiendo hasta conseguir la consistencia deseada.
3. Echa la pasta en un bol, añade la salsa y mezcla bien.

Así ya está perfecta pero puedes añadirle tomates cherry, almendras laminadas o queso parmesano.


Pesto Trapanese

Ingredientes:
- un par de tomates pelados y despepitados
- un puñadito de tomates secos
- 1 diente de ajo
- un puñadito de albahaca fresca
- un puñadito de almendras sin piel
- sal y aceite de oliva.

Preparación:
1. Haz la pasta de calabacín y reserva.
2. Bate todos los ingredientes en una batidora. Recomiendo empezar con poca sal y aceite e ir añadiendo hasta conseguir la consistencia deseada. Yo no lo batí mucho porque me gusta encontrar trozos de almendra.
3. Echa la pasta en un bol, añade la salsa y mezcla bien.

Ambas salsas se conservan bien en la nevera y las puedes usar para acompañar una pechuga a la plancha con arroz como hice yo al día siguiente.


Esta receta es crudivegana porque no hay ningún alimento de origen animal y tampoco se cocina. Lo mejor de esta receta es que es muy nutritiva, sana y rápida de preparar. También es una manera diferente de comer verdura y quizás una manera divertida de presentársela a los niños con sus salsas favoritas. 

4 comentarios:

  1. apuntadas las dos! tienen una pinta riquísima y me apetecen mucho. gracias por compartirlas, un beso cielín! ***

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti. Estoy segura de que te gustarán. Ya me cuentas que tal te salen :)

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. ¿Has visto que healthy estoy? Me he pasado a las leches vegetales y me siento fenomenal. Me tengo que comprar los tetrabricks pequeñitos :)

      Eliminar

Con la tecnología de Blogger.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...